8 may. 2011

Leyendo recetas

A mi hijo le gusta cocinar de vez en cuando.

Hace tiempo que hicimos juntos algunos dibujos de las recetas que más le gustan, como era pequeño la mayoría de los dibujos y todas las letras las había escrito yo. Los hemos tenido siempre colgados en la nevera, y cuando le apetecía cocinar un bizcocho, unas galletas, un helado o unas fajitas, iba a la nevera y gracias a los dibujos él iba dirigiendo la receta y haciéndola con mi ayuda o la de papá.

Como seguimos confinados en casa hoy hemos vuelto a hacer actividades "de invierno" (hace días que ya teníamos solo tardes veraniegas de parque y excursiones). Y hoy nos ha apetecido hacer un bollo.

La inesperada novedad ha sido que, como ya sabe leer muchas cositas, me ha dicho que yo no podía mirar la receta y que él me la iba a ir diciendo toda. Yo había creído que lo haría con los dibujos, pero ¡no!. Mi enorme sorpresa ha sido que se ha puesto a leer.

-Mamá ¿cómo se lee la "v"?
-Como la "b", o sea bbbbbbbbbbbb
-Vale, pues entonces mmmmmm: tres vvvvva sssssso ssssss ddddde a rrrrr i nnnna. ¡¡Tres vasos de harina!!

Estaba muy contento...

Y mamá también!!!!

Después lo ha hecho todo él con muy poquita ayuda.

Por cierto, el bollo estaba riquiiiiisimo!!!!

No hay comentarios: