9 jun. 2011

Las ventajas de que los niños no lean demasiado temprano...

Estos días estaba yo reflexionando las cosas positivas que me aporta que D no lea todavía. Que no son pocas eh!!! me parece justo escribir sobre esto porque siempre parece que aprender las cosas cuanto ANTES siempre significa MEJOR. Pero no es así.

Por ejemplo, esto me permite leerle a mi hijo muchos libros que de otro modo no disfrutaría. Le acerco a un montón de literatura que él no sería todavía capaz de seguir.

Ahora mismo estamos leyendo muchos comics de Asterix. Algunos son más complicados que otros, son muy curiosas las enormes diferencias que hay entre ellos, algunos son como para niños de su edad y otros parecen casi para adultos, es curioso... como si no los hubiera escrito la misma persona. Tal vez ocurrió que tuvo fases diferentes en que escribía para un tipo de público distinto.

El caso es que algunos tienen juegos de palabras y chistes que son demasiado difíciles para él, si se los leo y no los entiende siempre me pregunta y entonces cortamos la narración. Esto es muy enriquecedor, pero si se repite y se repite de forma constante él se acaba frustrando, así que si veo que hay muchos juegos de palabras seguidos o muchas cosas difíciles voy omitiendo algunas, cambio lo que dicen los personajes en ese punto concreto. Así puede seguir el hilo de la historia mucho mejor.

Otro ejemplo curioso. Estos días se ha celebrado en mi ciudad la feria del libro, y han hecho actividades y concursos para niños. D participó en una Gimkana y su equipo ganó, así que le regalaron dos libros. Uno de ellos por participar, y otro por ganar.

El de ganar está muy bien, ya lo hemos leído y le ha encantado, es el libro de la película Monstruos SA pero novelizado, no de estos con poca letra y muchos dibujos, sino como para niños más mayores, la verdad es que ha estado genial, le ha gustado mucho.

Pero el de participar, que se lo han regalado a como unos trescientos niños de mi ciudad durante estos días de la Feria en diversas actividades, es un libro pésimo. Se titúla "Cuentos para despertar", pero su verdadero título debería ser "Cuentos para no poder dormir"

Está editado por la concejalía de igualdad, lo cual significa que quizás el valor que tienen los cuentos es que han sido escritos por personas que, por diferentes razones, no tienen la capacidad técnica para escribir mejor. Yo no dudo que estos cuentos, que en muchos casos no tienen una estructura adecuada ni sentido ni apenas interés, sin embargo tengan mucho valor por haber sido escritos por los que los hayan escrito y sus limitaciones personales.

Pero el libro esto no lo explica por ningún lado. Hay que entenderlo o entresacarlo. Y por otro lado, en ningún caso son cuentos PARA NIÑOS. Esto me lo pueden regalar a mí como adulta, explicarme qué tipo de personas han escrito estos cuentos y yo lo valoraré como tal.

Pero se ve que una vez gastado el dinero del contribuyente en hacer una tirada de miles de ejemplares que no han conseguido vender, se les ha ocurrido la maravillosa idea de endiñarles este libro a los niños... se ve que para que no tomen ningún tipo de gusto por la literatura... o dando por hecho de que como los niños no leen pues daba igual la basura que les regalaran... o quizás porque estamos en crisis y era regalarles esto o un ejemplar viejo del periódico del mes pasado (creo que hubiera sido mejor el periódico,.. igual traía algún sudoku)

Pero claro... el niño, feliz con su regalo en la mano, me pidió que le leyera el librito... sin darme ni tiempo a atisbar de qué iban esos cuentos.

Empecé a leer por una página cualquiera. Y sale un cuento de hienas. Esto pinta bien, esto le gustará....

Nos acercamos al final del cuento y no tiene pies ni cabeza. Así que empiezo a leer más lento a viva voz y más rápido interiormente, cambio el final a toda pastilla y mi hijo queda encantado con el cuento. Bueno... vamos a leer otro. También de hienas... esta vez ya no digo estupendo... primero lo leo yo, dame un segundito...

Menos mal que lo leo yo primero. Aquello era infumable, no había ni una frase con sentido. El cuento me da una idea y le digo que ese no se lo leo, que se lo cuento yo porque allí lo cuentan raro.

Dejo el libro aparcado y me digo que lo revisaré a ver qué pasa con él.

Pero no me da tiempo. Le han gustado MIS cuentos de hienas, así que quiere más. Me trae el libro y me dice "lee".

"La noche de los Reyes Magos". Yo empiezo a temblar... a ver de qué va esto...

Bueno, un dramón terrible. Una niña de la postguerra que no tiene dinero para nada y que un día encuentra una monedita y piensa que los Reyes Magos le traerán muchas cosas. Pero se la da a su mamá y su mamá le dice que ya es muy mayor para creer en los Reyes y que esa monedita es para comida. Y la niña se hace mayor de golpe cayéndole dos lágrimas que no ve su mamá.

Contado de un modo penoso, un cuento lleno de tristeza y resentimiento, sin pizca de gracia y con menos fantasía, y encima que dice directamente a los niños que los Reyes Magos no existen.

Me indigné de verdad. Y no pude evitar pensar en muchos niños a los que regalaron el libro y que pueden leer y van a leer este cuento feo y que asesina sueños y deseos infantiles por puro despecho.

Me inventé otro final sobre la marcha, pero este no me quedó nada bonito, bastante soso... (la verdad es que bastante tenía yo con hervir de indignación). Y no le gustó. Y aproveché para decirle que ya no había en ese libro más cuentos bonitos, que solo estaban los de las hienas.

He revisado el libro y es HORRIBLE.

Un cuento va de una anciana que ve cómo sacan a una mujer marroquí del maletero de un coche y se escandaliza. Mientras que la marroquí se escandaliza de que la anciana se caiga y nadie le ayude en medio de la calle... de verdad... ¿hay derecho a que le hayan regalado esto a los niños? Es una vergüenza y una basura. Estoy por quejarme al ayuntamiento.

Menos mal que mi hijo no lee todavía!!!!!

2 comentarios:

Maria dijo...

A mí me dan urticaria esos libros, editados por un organismo oficial y escritos por quién sabe quién. Por niños, por viejos, por extranjeros, por... Lo mismo da. Mejor se hubieran guardado sus muestras de literatura en sus cuadernos y ordenadores, y con el dinero que se ahorra el ayuntamiento u organismo editor, les pagan clases de escritura. Lo digo en serio.

Una historia mal contada, mal escrita, hace que el trasfondo de lo que cuenta, la moraleja o lo que quieras transmitir, pierda fuerza.

¿Por qué tenemos que tener esos libros espantosos hasta en bibliotecas públicas, y hay escritores de verdad que se las ven y desean para publicar?

Lo mejor que puedes hacer con ese libro es proporcionarle una mejor vida y quemarlo en una hoguera, pongamos de San Juan, que está cerca. Lo digo en serio, que yo soy una persona amante de los libros y la buena literatura.

1besito, Eva.

Eva dijo...

Gracias por tu comprensión y tus palabras que comparto plenamente María, y también por tu genial idea de enviar el libro directamente a la hoguera de San Juan.

Te advierto que no sé si seré capaz de hacerlo... me da muy mal rollo quemar libros, algo sí como si cometiera un sacrilegio... qué cosas!!

Un abrazo