13 jul. 2012

SERPIENTE DE ESCALERA

Esta entrada ha sido parcialmente escrita por D.

SERPIENTE DE ESCALERA

CAZADORES SUPER VELOCES

Papá atropelló una serpiente. Milagrosamente estaba viva cuando paró el coche. La recogió y la trajo a casa. Era veloz, enérgica y se mostraba agresiva, antes de tomar ninguna decisión investigamos de qué clase se trataba. Era una serpiente de escalera, inofensiva aunque bastante nerviosa.




A los dos niños les encantó la serpiente, querían quedársela. Por supuesto decidimos que eso era imposible, pero ya que papá la había traido, y antes de devolverla a dónde la encontró les permitimos pasar un día con ella.

¡Qué bufanda tan calentita!

Yo también me animé a acariciarla. De adolescente las serpientes me volvían loca, me encantaba cogerlas y enroscármelas, eran una pasión. Pero se ve que con los años me voy volviendo cagueta y tardé un poco en sentirme cómoda para cogerla...

Por la mañana al ir a saludar a nuestra huesped resultó que había algo muy raro junto a ella, como un vómito extraño. Además apenas se movía, estaba muy paradita... un par de horas más tarde la pobre murió. El atropello no había sido leve como esperábamos.

D quiso enterrarla, fuimos a la fnca de unos amigos y los niños excavaron un agujero. D le hizo un cartel de tela con una camiseta vieja, escribió él mismo: Hasta luego serpiente, que te vaya bien.

Luego lo colocó como una bandera encima del lugar donde la enterró.

¡Que te vaya bien serpiente! Gracias por acompañarnos. Perdona por haberte dañado.

No hay comentarios: