16 jul. 2012

Resumen del primer curso de primaria

¡Estamos de vacaciones!

Para D, como él mismo dice riéndose, son vacaciones todo el año jejeje. Pero bueno, ahora estamos desplazados, siempre vamos a pasar el verano con la familia paterna: playa, monte, nuevas aventuras, nuevas rutinas, la aventura de estar cinco personas, un perro y una tortuga metidos en una casa de poco más de cuarenta metros cuadrados sin ventanas a la calle (un patio de luces minúsculo). Lo pasamos bien.

En verano nos relajamos más todavía (parece difícil pero así es...) aunque este verano D se ha apuntado a dos actividades, las dos le apetecen y le gustan. Va a tenis y a un taller de arte que yo quería que probara. Es un sitio maravilloso, con unas chicas dulcísimas y fantásticas, un acompañamiento super respetuoso, como el mismo D asegura: ¡son las mejores profesoras que he conocido! nunca castigan, y cuando los niños no hacen caso y se ponen a jugar ellas juegan también!!!

Cuentan cuentos, miran libros y diapositivas, se disfrazan, inventan historias, hacen dibujos y manualidades, y se lo pasan muy bien.

Y yo he aprovechado para terminar el resumen del curso escolar que había comenzado hace más de un mes, ahí va:

Durante todo este año (igual que los anteriores) he tenido la sensación de que no hacemos casi nada o muy poco de índole académica. Sin embargo, igual que me pasó el año pasado, al final del curso me doy cuenta de que ha habido avances y eso me reafirma en que quizás muy poco pero bien aprovechado es mejor que mucho y tedioso...

Sin embargo, mi mente escolarizada, me tortura a menudo con la culpa y los remordimientos de no haber aprovechado más el tiempo, de no haberme esforzado más en el avance intelectual de D.

En mi fuero interno he de decir que teniendo bien presente mi objetivo educativo prioritario que pesa más que ningún otro, (y que es el de preservar y alimentar el placer por el crecimiento, evolución y aprendizaje) pues me estoy ciñendo a los planes. Y de algún modo estoy 100% segura de que el camino es el correcto y que con mi hijo correr más equivaldría a alejarnos de nuestros objetivos.

Pero eso no evita que parte de mí se sienta mal al estar tan lejos de una dinámica de trabajo como la que "se supone" debería tener ya D al estar en etapa de educación obligatoria.

Nuestro día a día transcurre principalmente entre rutinas concernientes a la alimentación, el orden, la limpieza, el cuidado y la atención de la bebé, las actividades extraescolares y las salidas con amigos(socialización) y a la naturaleza, que son los aspectos que nunca descuido.

Otra cosa que jamás falta en casa es la lectura. Todos los días leo a D, porque nos gusta, porque nos apetece y porque vivimos constantemente semienterrados en docenas de libros que cargamos desde las tres bibliotecas públicas que visitamos semanalmente (ahora en verano la lectura ya no es diaria).

Pero lo demás es totalmente desestructurado.

Por eso me decidí a hacer un resumen a modo de evaluación de lo que hemos trabajado este curso y lo que hemos aprendido, y una vez acabado me siento tranquila y satisfecha.

MATEMÁTICAS

D resuelve problemas y cálculos constantemente en su día a día. Le gusta calcular cosas, en sus juegos, sus "películas" (las historias fantásticas a las que juega), siempre hay matemáticas.

A menudo simplemente curiosea entre las relaciones matemáticas que le llaman la atención, pregunta, adivina, juega a buscar respuestas y caminos para resolver.

Así que en matemáticas practicamente me limito a ir comprobando si avanza. Menos de una vez por semana, cuando surge la oportunidad y lo veo receptivo le invito a resolver problemas sencillos del día a día (compras, medidas, etc) que considero que se corresponden a lo que puede ir entendiendo.

Aparte de esto creo que le he propuesto una decena de actividades este año, intentaré recordar:
  • Hicimos una descomposición de números con regletas, muy divertida.
  • Primeros intentos de comprensión de la decena-centena, con material montessori de bolas. No está todavía afianzado. Habrá que insistir.
  • Con la tabla del cien contamos de 2 en 2, de 5 en 5, de 10 en 10, de 3 en 3 y de 4 en 4 observando los patrones (preparación del aprendizaje de las tablas de multiplicar).
  • Le imprimí unas actividades que me parecieron curiosas del programa del MEP de matemáticas para el primer curso, elegí sólo las que me parecían interesantes, unas veinte. Creo que hizo la mitad más o menos, las otras están pendientes.
  • A petición suya trabajamos un poco los cuerpos geométricos, le dio curiosidad.
  • Pusimos en práctica un par de actividades de lógica del curso de aprendiendomatemáticas como ya comenté aquí.
  • Hicimos algunos "juegos con números" de los libros de la colección "El maravilloso mundo de los animales de Disney".
  • También jugamos con los números con dos libros que sacamos de la biblioteca y que ahora mismo no recuerdo los títulos.
  • En cinco minutos le enseñé qué es y cómo funciona un ábaco.
  • Jugamos al siete y medio
Seguramente me dejo alguna cosa, pero vamos, que para todo un curso escolar... realmente no es mucho.
Sin embargo observando sus juegos me di cuenta de que está en un punto bastante alto de la tabla que se usa en algoritmos ABN para ver la evolución de las habilidades de la suma.

Comprobé que sabe sumar números de dos cifras "llevando" mentalmente siempre que no superen la centena.

La resta todavía está verde, por ahora lo hace contando hacia atrás, por lo que solamente puede restar números sencillos, o restar a un número de dos cifras otro de solo una cifra.
Pero aunque no hagamos casi nada "por aprender" de algún modo veo que seguimos avanzando correctamente en matemáticas.
De todos modos soy consciente, de que (al menos sobre el papel) en el colegio tendría más conocimientos, más soltura y más habilidad. Pero esto (generalmente) no me importa (a veces a mi mente sí le importa y me atosiga con ello innecesariamente)

GEOGRAFÍA E HISTORIA:

Este año estas dos materias han estado bastante olvidadas. En Geografía tiene algunos conceptos básicos para su edad, conoce los accidentes geográficos más importantes, los continentes, su país y pocos más, su comunidad autónoma y dos más (a las que viajamos a menudo), su provincia y algunas más, ciudades y pueblos. Pero la estructura jerárquica de estas entidades le patina mucho. Todo esto lo aprende por diálogos espontáneos, sin más. La única actividad planificada que hicimos fue la de los animales del mundo que cuento aquí.
En historia el año pasado estuvo muy interesado. Aprendimos mucho de prehistoria y un poco de historia antigua (Egipto, Grecia y Roma). Pero este año tan apenas hemos recordado en alguna conversación espontánea algo de lo que aprendimos el año anterior.

Sí que hemos leido algunos libros de la colección "Un paseo por el tiempo" que me parecen muy buenos para ir haciendo una estructura global de la historia de la humanidad. También leimos el libro "Antes de la tele" que nos ayudó a ver cómo era el día a día de la infancia de mis padres.

CIENCIAS

Este año no hemos podido hacer experimentos que nos gustan tanto, ha sido por razones ajenas a nuestra voluntad.

Seguimos aprendiendo de animales. Practicamente el 90% de lo que ve en la TV (que ve bastante poco) son documentales de animales. Los animales también están presentes en nuestras lecturas diarias, casi siempre a la hora de dormir leemos algún libro de amimales que hemos sacado de la biblioteca o bien alguno de la colección "El maravilloso mundo de los animales de Disney"

Con su abuela aprende mucho de plantas, mi madre es una apasionada, han estado los dos "criando" cactus, está emocionado.

Se ha traído la pasión a las vacaciones, y en la finca de su tía se pasa las tardes cortando cactus del jardín y plantándolos en un trocito que su tía le ha cedido para que haga su "huerto" de cactus. Tiene la fiebre del cactus y yo que no le acabo de pillar el punto... no entiendo mucho qué le fascina tanto, se pasa el día hablando de si el "hijo" de tal cactus ha crecido más que el otro, que si ese daba unas flores así o asao, que si el de los pinchos grandes está cogiendo formas más bonitas... en fin... A cualquiera que pilla le suelta un rollo de una hora sobre el tema!!!!

A principio del año también aprendimos bastante de plantas con el libro "Mi primer larousse de ciencias" y con el experimento de germinación de las semillas que llevamos a cabo.

Continúan gustándole los dinosaurios, pero sin embargo este año no ha habido aprendizajes en este campo, sí algún repaso de lo que ya sabía. Ahora dice que si no se hace paleontólogo querrá ser veterinario, aunque últimamente piensa que tal vez prefiera dedicarse a plantar, criar y vender cactus.

Ha decaído su interés en algunos campos de la ciencia. En otros tiempos le han interesado más temas científicos tales como fenómenos atmosféricos, geología, biología, astronomía, etc. Ahora mismo no le interesa nada de nada de todo esto.

ARTE

Este año ha sido positivo en este campo.

Todavía nos cuestan mucho las manualidades y usar materiales artísticos variados. A D con un lapiz y una goma ya lo tienes listo. De momento sólo le gusta el dibujo. Me pide que le haga muchos dibujos y él dibuja también muchísimo. Sobre todo dinosaurios y monstruos. Pero ahora ha comenzado timidamente también a dibujar personas.

Con la actividad que está realizando este verano creo que irá abriéndose mucho más a nuevos retos.

Durante el mes de marzo visitamos varias veces en nuestra ciudad la exposición "Menudo Arte"
Gracias a la exposición a D le entró curiosidad por dos artistas muy importantes: Vincent Van Gogh y Leonardo da Vinci

Posteriormente hemos seguido hablando de ellos y viendo algunas obras. Apreciándolas, comentándolas, sintiéndolas. También, al entrar en la biografía de Van Gogh (a petición de D) hemos enlazado con otro artista genial: Gauguin. Y D está comprendiendo que hay diferentes pintores cada uno con su estilo, y aún así que varios de ellos se pueden enmarcar en un estilo común (impresionismo en este caso).

Aparte hemos visitado algunas otras exposiciones, con muy buenos resultados, sorprendentes para mí. Hemos visto arte fotográfico en esta exposición en la que además el artista es un amigo, D observó las fotos con atención y expresó su opinión sobre ellas.

También disfrutamos de las esculturas de ¡Homo sapiens sapiens? una exposición con un mensaje muy profundo que D quería que le explicara.

Y nos encantó otra exposición de juguetes hechos con materiales reciclados.

MÚSICA

D va a clases de método Willems. Solamente 45 minutos semanales.

Estamos muy muy contentos. Le gusta y avanza mucho. D no tiene habilidades espectaculares para la música y el ritmo, pero la mejoría ha sido sustancial. Sí que tiene una voz muy bonita y está aprendiendo a usarla mucho mejor para cantar.

Aparte, en casa han surgido algunas actividades curiosas. Un día le estaba cantando a la pequeña Z una nana de mi invención (cada día invento una distinta) y D quiso que se la escribiera con las notas. Yo tengo muy poca formación musical, así que pasamos bastante rato con una flauta tratando de adivinar cual era cada nota de la melodía inventada. Fue bastante bonito y aprendimos mucho.

Luego D me pidió que le hiciera una nana también para él, y le inventé una que le gustó mucho, la grabamos y luego él la escenificó en un vídeo precioso.

También nos hemos adentrado en el maravilloso mundo de Elena Walsh, con muchas canciones preciosas y ocurrentes que a D le fascinan.

Comenzamos a conocer un poquito de los autores clásicos con los libros de Strado&Varius. Antes intentaba ponerle algo de música clásica pero no la aceptaba. Sin embargo, hace unas semanas empezó a gustarle. Hemos escuchado un poco de Mozart y un poco de Debussy, pero sobre todo está emocionado con las cuatro estaciones de Vivaldi, y me las pide de vez en cuando.

INGLÉS

Me he estado esforzando (de las pocas materias que intento esforzarme) pero como si nada... así que ya he tirado la toalla. En esta materia al año que viene delegaré. Todavía no sé cómo ni en quién pero me desgasta mucho y veo que sirve de muy muy muy poco.

LENGUA

En lengua sí que he tenido más cuidado en ir trabajando casi diariamente. No todos los días, pero sí que bastantes días intento que haga algo relacionado con el lenguaje. Algunos días será media hora, la mayoría son cinco o diez minutos. Ahora en vacaciones también hemos abandonado del todo las actividades de lectoescritura. He decidido darle todo el verano de respiro y volver en otoño con más fuerza, creo que esta materia es la que menos le gusta, así que intentaré darle tregua.
Para su edad y nivel de desarrollo solamente considero necesario trabajar cuatro áreas:

Lectura (y comprensión lectora)
Escritura
Redacción
Ortografía

En la primera de ellas (lectura) vamos muy despacio. D va a cumplir pronto siete años pero todavía no lee. Puede leer palabras sueltas o un par de frases seguidas (con esfuerzo y bastante rato). Ya lee en mayúsculas y en minúsculas indiferentemente, pero como digo es algo que todavía no domina en absoluto.

En la escritura, desde mi punto de vista, vamos bastante bien, ya escribe en cursiva aunque prefiere usar las mayúsculas por comodidad. Es probable que algún maestro de primaria me corrigiera en este punto, pero a mí me parece que no escribe mal. Va un poco lento, se cansa y escribe poco, pero creo que la letra es cuidada para su edad, todavía junta palabras y se come algunas letras, pero no lo veo preocupante. También escribe de vez en cuando en el ordenador y va cogiendo soltura.

En la redacción podría ir mejor. No trabajamos este aspecto tanto como querríamos los dos, pero es que es muy dificultoso para mí ya que es necesario mantener silencio y atención exclusiva durante un tiempo suficientemente largo como para que pueda él concentrarse en lo que está redactando. Con la pequeña Z en casa y con la necesidad de estar siempre a varias cosas a la vez, esta actividad es complicada de realizar ahora mismo.

A D le gusta escribir historias, me las dicta y yo las transcribo. Cuando era más pequeño lo hacíamos a menudo porque le encantaba, y por eso su nivel en redacción era impresionante para su edad. Sin embargo ahora creo que redacta casi peor hace un par de años.

En cualquier caso este año quiso hacer un proyecto muy ambicioso del que parece que se ha cansado cuando ya quedaba muy poco para acabar y está pendiente terminarlo (ponerle las fotos a la mitad del libro). Como le encanta la película de "En busca del valle encantado" y no encontramos ningún libro de esta película, entonces decidió que lo haría él mismo. Tal y como yo le hice el año pasado con la película "Parque Jurásico" (tú haces... ellos hacen).

Me ha dictado el libro entero, pero a mí no me ha gustado hacerlo de este modo porque como intentaba transcribir lo que ocurre en la película no se centraba mucho en el estilo, en cómo suenan las frases. Espero que acabemos el proyecto (para que no quede a medias) y al año que viene intentaré que vuelva a redactar historias de su invención.

En ortografía hacemos el esfuerzo de irnos fijando en palabras y cómo se escriben. De momento muy básico, algunas palabras con "h", algunas "b" y "v" y poco más. Todavía nos queda afianzar la ortografía natural de "c" "z" "g" "gu", trato de que sepa cómo se usan las mayúsculas y los puntos, y que existen las comas y los acentos.

Las actividades suelen surgir, hacemos pocas cosas preparadas de ante mano. No lo veo nada interesado y muy poco preparado todavía para más, así que no fuerzo.

LITERATURA

Este año han disminuido considerablemente las horas que podemos dedicar a la lectura, sin embargo hemos seguido leyendo bastante.

Hemos seguido con muchos libros de preescolar, cuentos cortos y muy ilustrados, pero intuyo que a estos libros se les empieza a acabar la etapa, cada vez quiere menos, sobre todo le interesa releer algunos que le gustaron en su día. Los libros de Disney, que han sido siempre su pasión, también empiezan a no ser ya sus absolutos favoritos.

También han tenido su espacio los libros de literatura infantil de moda (Jacobo Lobo, Kika superbruja, Escuela de Piratas, Bat Pat, etc). Hemos releido algunos que ya habíamos leído en años anteriores, ya que estas sagas las leimos casi enteras cuando tenía 4-5 años.

Los comics han tenido menos peso, aunque volvimos a releer la colección completa de Yakarí y algunos Asterix.
Este año, por vez primera, hemos leído una obra de teatro que le encantó: El príncipe que todo lo aprendió en los libros.

Siguiendo su evolución, hemos introducido libros de literatura juvenil. D los ha aceptado muy bien y han sido sus favoritos. Que recuerde ahora mismo, hemos leído:

Benezén, el pescador.
Colmillo Blanco.
La saga completa de la guerra de las galaxias.
Los dos primeros libros de la saga de Crepúsculo.

Intentamos algunas lecturas que no aceptó muy bien:

Peter Pan
Pinocho
Robin Hood

La poesía se nos sigue resistiendo.

4 comentarios:

Maria Calderón dijo...

Hay muchas formas de educar a un niño, muchos métodos y sistemas, inventados según la gente los iba, o necesitando, o viendo la necesidad de que existiesen. Y todos funcionan, hasta el unschooling bien hecho (no el barbecho del niño, sino el unschooling de verdad).

Por otro lado tu hijo tiene 6 años, ¿no? Yo creo que está en una etapa en la que experimentar con la realidad es más importante que otros conocimientos. Tener contacto con las cosas. Aprender por distintas vías: haciendo, leyendo, escribiendo, escuchando, experimentando.

Por eso tendrías que estar tranquila (si quieres, claro, que no es obligatorio. Puedes preocuparte cuanto quieras, je, je) porque es probable que tu hijo esté aprendiendo lo que deba aprender aunque no sea en el campo académico. Quédate tranquila porque ahora sólo es el comienzo, y es mejor comenzar calentando poco a poco que lanzarse a una carrera contrarreloj que sólo produce quemazón en padres e hijos.

Según pasen los años, el aprendizaje cambiará y el niño empezará a aprender más cosas que se supone que enseñan en los colegios. Se supone sólo, porque el maestro las enseña, pero quién te dice que los niños las aprenden de verdad y no sólo para el examen (que es lo que suele pasar habitualmente).

Además, vivimos en un mundo en que lo importante ya no son los conocimientos sólo, sino saber cómo adquirirlos -es decir, las fuentes a las que acudir- y ser crítico con ellos -determinando si son ciertos o no, además de saber también cómo usarlos.

Que me encanta tu entrada y dejo ya el rollo.

1beso muy fuerte, Eva.

Volcan_Etna dijo...

Me ha encantado tu entrada :)

... y ¿sabes que?? Creo que este año han hecho muchas cosas y muy interesantes :)

Tu sigue adelante y no te preocupes por lo que no hicieron (para eso esta el proximo año, jijijij).

Muchos besitos y sigan asi

Eva dijo...

Muchas gracias María por tus palabras, y sí, tienes toda la razón, sé que ahora mismo lo que mi hijo necesita aprender son otras cosas, que son las que está aprendiendo y que serán para él mucho más importantes.

Sin embargo lo de preocuparse algunas veces (cada vez menos, eso también es verdad) supongo que es inevitable. Esto de no hacer las cosas como la mayoría para mí es difícil se llevar adelante sin ansiedad, he sido programada para encajar y seguir las normas y me cuesta mucho seguir mi intuición sin sentir la presión de lo que "debería" según los estándares.

Un fuerte abrazo.

Eva

Eva dijo...

Gracias Volcan-Etna por tu comentario lleno de energía positiva, me ha gustado mucho el ánimo que me transmites.

Me alegro que te haya gustado mi reflexión, es un tochazo!!!! jajaja

Un abrazo