21 sept. 2011

Estamos de vuelta!!!!

Bueno, pues después de tres meses de tener el blog parado, volvemos otra vez. Aunque no sé con cuanta frecuencia podré escribir ahora.

La pequeña Z. está para comérsela, es muy muy activa, tiene un añito y ya camina y va desmontando toda la casa a su paso, poniéndose en todos los peligros, aprovechando cada descuido, etc.

D. está muy alto y muy mayor. Los seis años le han sentado de maravilla. Está guapísimo y más cariñoso que nunca.

Este verano toda actividad intelectual ha estado paralizada casi por completo, siguiendo los ritmos naturales que yo percibo interiormente. Yo siento que el invierno me invita a retraerme, a hacer más actividades en casa, leer más, aprender más cosas a través de libros, etc. Pero el verano es "para afuera", para lo físico, para la vida al exterior, a la naturaleza.

Así que eso es lo que hemos hecho este verano, y una de las razones por las que el blog ha estado tan parado.

Para Z. ha sido un verano de libertad y asalvajamiento, ha pasado gran parte del día desnuda, trepando por las rocas, chupando todo lo que encontraba, arrastrándose por tierra, arena o cesped.

Ha estado muy feliz, ha aprendido a saludar y pasa el día diciendo "hola" a todo el que se cruza con ella por la calle. Está muy simpática y muy traviesa.

Para D. ha sido el verano de querer empezar a tener amigos. Ha descubierto los magos y la magia. También ha querido aprender a jugar al tenis. Incluso por primera vez ha querido coger una pelota y darle unas patadas, ahora dice "me gusta el futbol aunque yo soy malísimo, soy una patata" (sin atisbo de vergüenza).

Ha estado muy sano y muy feliz, también ha disfrutado mucho de la naturaleza. Además cada día nos asombra y nos maravilla con su gran capacidad para dibujar y con sus comentarios agudos e inteligentes.

Y además ¡¡¡¡¡Ha aprendido a nadar!!!!!

Él solito, tal y como aprendió a bucear. Ha sido super emocionante y ahora se ha convertido en un pez. Lo ha hecho en poco más de una semana, ha sido fantástico.

Este es uno de los aprendizajes que tengo como objetivo fundamental en la educación de mis hijos. No son muchos los objetivos innegociables y básicos que tengo en mente, pero este es uno de ellos, y me siento muy feliz de que lo haya logrado.

En otras entradas iré contando cosas de nuestro verano...

2 comentarios:

Maria dijo...

Qué bien que ya estés de vuelta, Eva. Me alegra leer sobre el verano tan estupendo y lleno de descubrimientos que habéis tenido.

Estaré leyendo lo que publiques.

1beso.

Eva dijo...

gracias María, he estado muy desconectada de la blogosfera estos meses, espero ponerme yo también al día con tu blog tan interesante.

Un fuerte abrazo