29 sept. 2011

Encuentro de ALE Gandía septiembre 2011

Primero quiero disculparme por la tardanza en escribir sobre el encuento. Pero es que hasta ahora no he podido tener tiempo de comentar mis impresiones.

Estuvimos en Gandía los cuatro días. Hicimos mil y pico kilómetros para acudir, lo que no fue nada fácil con una bebé que cumplió un año en medio del encuentro. A mi marido y a mi hijo mayor no les entusiasmaba demasiado la idea, y yo esperaba que mereciera la pena el esfuerzo que había hecho hacer a todos por mi empeño de acudir.

He de decir que desde el principio todo comenzó a ir bastante bien. Los chicos se divirtieron mucho. Mi marido, como se siente muy a gusto con los niños (sobre todo si son niños ya un poco mayorcitos) se mimetizó entre ellos y fue uno más de la pandilla jajaja. Mi hijo vivió feliz a lo salvaje, apenas lo veía un poco en las comidas...

Yo, con una bebé en pleno apogeo de gateo e intentando ya caminar de forma insistente, intenté asistir a algunos talleres y algunas charlas, al final fui a muchos menos de los que me interesaban, y además a los pocos que asistí lo hice a medias, y creo que el único en el que me pude quedar hasta el final fue el que dio Sibila. Muy muy interesante, por cierto.

De todos modos ya iba sospechando que me sería imposible sacarle algo de provecho al magnífico y amplio programa que había preparado la organización. No pasa nada... otra vez será!!!

El encuentro me gustó mucho. Me sentí BIEN. Allí todo el mundo educaba en casa, como yo!!!! nadie me iba a juzgar por ello, nadie me iba a cuestionar, allí todos respetaban y comprendían mis razones para tomar una decisión tan rara, tan sumamente inusual, tan extravagante.

Me gustó hablar con otras familias, compartir pensamientos y reflexiones, conocer personas maravillosas como Carmen (Ipe), Bárbara, Ana, Carmen, Leticia, algunas con las que hablé mucho y ni siquiera recuerdo su nombre... ay qué despiste de persona!!!

Me encantó reencontrarme con amigos que hace más o menos tiempo que no veía, como Ana y Pedro y sus guapísimos peques, como Carmen y su maravillosa familia, o con Judith y su hijo tan mayor.

El lugar era ideal, me pareció precioso. El entorno, la piscina, el clima... La relación entre el precio y la calidad de las comidas y el estado de las instalaciones fue inmejorable.

Disfruté mucho y superó mis expectativas, aunque no pude aprovecharlo todo lo que hubiera querido porque estuve bastante escasa de energías. La preparación del viaje, que tuve que realizar en unas circunstancias un poco complicadas, y luego los mil kilómetros intentando lidiar con mi pequeño terremoto, me habían dejado exhausta.

El único punto negativo fue que dos horas antes de marcharnos nos avisaron de que nos habían roto el cristal trasero del vehículo.


No pasó nada malo. El seguro se hizo cargo, y además tuvimos la inestimable ayuda del marido de una amiga que nos facilitó el limpiar todas las maletas de cristales y nos ayudó a cerrar la parte trasera del coche para que pudiéramos circular.

El problema fue el agobio que me entró justo al momento de irnos el tratar de organizar qué hacer con todas las maletas, decidir cómo proseguir el viaje (con el coche roto o pedir un vehículo de sustitución), averiguar a dónde llevar el coche a reparar en una ciudad que no conocíamos, etc. Pero al final todo se arregló sin problemas. A veces nos ahogamos en un vaso de agua...

Desde aquí quiero agradecer a ALE, a Daragh y a todas las personas encargadas de la organización del evento todo su esfuerzo y deseo reconocerles su magnífico trabajo.


3 comentarios:

♥ meninheira ♥ dijo...

Gracias por tu relato Eva, sabes que Ipe también te nombró en el suyo? :)

(lo tienes en homeschooling spain).

Besiñossssss

BriziaAquiles dijo...

Hace mucho tiempo que no nos contactabamos, creo que años, me da gusto que tu familia aumento, la mia tambien, somos 5, tengo 3 niños, el menor de apenas 4 meses y me da un gusto aún mayor por que nosotros también estamos orientandonos al homeschool. Abrazos.

Eva dijo...

Gracias Meni por la información, me ha gustado mucho leer el relato de Ipe.

Brizia ¡qué alegría leerte por aquí! Enhorabuena por tu preciosa y gran familia. Espero saber más de ti. Para lo que quieras ya sabes dónde encontrarme.

Un beso!!!