28 sept. 2011

Objetivos de la educación de mis hijos

Últimamente he estado leyendo bastante acerca de la necesidad de tener una serie de cosas bien claras.

Además este año D. entra en periodo de educación obligatoria, lo cual nos indica que en cualquier momento podríamos vernos requeridos por la administración para dar explicaciones sobre nuestra opción educativa. Por lo cual creo que durante algunos meses voy a trabajar intensamente en hacer un trabajo de recopilación y exposición de ideas fundamentales para tener mayor seguridad interna, tanto a la hora de afrontar nuestro día a día como para un posible requerimiento oficial.

En este caso voy a abordar los objetivos a largo plazo que pretendo lograr en la educación de mis hijos. Por supuesto, serán objetivos ambiciosos, y procuraré no obsesionarme con lograrlos todos al pie de la letra, ni mucho menos que se consigan a una edad determinada, pero también creo que tengo claro que son objetivos generales y lo bastante importantes como para que no vayan a ir variando o fluctuando de forma sustancial.

Los objetivos que por ahora considero que mis hijos deberían alcanzar son los siguientes:

Espero que mis hijos sean personas que sepan convivir con los demás y disfrutar de las oportunidades que brinda la vida en sociedad.

También espero que mis hijos sean personas que sepan estar en silencio y en soledad sin angustiarse. Que puedan aburrirse y no tengan que hacer de su vida una carrera o una huída hacia adelante.

Espero que mis hijos puedan aceptarse tal y como son, lo que no significa renunciar a cambiar lo que en cada momento les haga infelices de su forma de actuar o reaccionar, sino que sepan hacerlo desde el amor incondicional a sí mismos.

Espero que mis hijos sepan afrontar las dificultades y las crisis como oportunidades para aprender.

Espero que mis hijos puedan desenvolverse con soltura en la sociedad que les toque o que elijan vivir, lo que implica tener capacidad para manejar aparatos electrónicos, hacer uso útil y consciente de las tecnologías de la información, aprender sobre sus derechos y deberes como ciudadano, saber interpretar todo tipo de documento oficial, conocer la actualidad socio-político-económica de la sociedad en la que vivan, etc.

Aunque también deseo que tengan acercamientos a otro tipo de sociedad que podría tocarles o podrían elegir vivir, para lo cual deben tener conocimientos sobre agricultura, ganadería, bricolaje, albañilería, reutilización de materiales, uso de energías alternativas, etc.

Espero que mis hijos sientan gran respeto hacia los demás seres vivos y a la naturaleza. Espero que aprendan a respetar las diferencias de todo tipo, pero sobre todo de opinión y creencias ajenas.

Espero que mis hijos sientan gran respeto por sí mismos y aprendan a exigir ese respeto cuando se haga necesario ante los demás.

Espero que mis hijos se conozcan lo suficiente como para elegir de forma libre y consciente una ocupación en la que puedan disfrutar y con la que se sientan plenos y realizados.

Espero que, si eso es lo que necesitan ellos, sean lo suficientemente flexibles y valientes como para poder explorar diferentes ocupaciones siguiendo los ciclos de vida que les toque vivir, y no se queden apegados a algo que ya acabó por miedo al cambio.

Espero también que puedan aceptar de buen grado la posibilidad de dedicarse durante el tiempo necesario a otros trabajos que no les motiven si les resulta necesario para cumplir con sus responsabilidades o sobrevivir.

Desearía que mis hijos se vincularan a otras personas no por "necesidad" o por "miedo a la soledad" sino más bien por gusto de estar con el otro y querer compartir.

Querría poder ayudar a mis hijos para que encuentren la manera de poder expresar sus emociones y gestionar los conflictos sin crearse problemas ni dañar a otros, pero también sin dañarse a sí mismos ni reprimir lo que sienten.

Espero que sean personas honradas y aseadas y que vivan en un hogar digno, en condiciones aceptables de orden y limpieza.

También espero de ellos que sepan alimentarse de forma adecuada y cocinar lo preciso.

Un objetivo fundamental de la educación que deseo transmitirles es el riesgo y el gran poder de las adicciones, tanto las físicas (drogas, alcohol,...) como las mentales (ludopatías, televisión, redes sociales...)

Y como no he reflexionado todavía largo y tendido sobre el tema, dejo esta entrada abierta para poder ir haciendo las modificaciones precisas que considere oportunas.

3 comentarios:

♥ meninheira ♥ dijo...

Eva, si quieres mándame un email y te cuento cómo lo planteamos nosotros ;)

Besñosssssss

Eva dijo...

Sí ya te escribo Meni!!!

Gracias

Anónimo dijo...

Eva,me has emocionado con esta entrada. Enumeras muchas de las actitudes y aprendizajes más necesarios para la vida, para no ahogarse, para saber aceptar lo que toca en cada momento, sin ansiedad, sin comerse el coco, haciendo uso de nuestras habilidades y competencia. Felicidades por tus reflexiones y por la familia que formais.
Verónica de Málaga.